de del

Fago

Tomar la carretera de entrada al pueblo que viene de Ansó, los dos primeros kilómetros se hacen por asfalto, hasta llegar a la señalización a mano izquierda, dicha señal viene indicada como GR15 y marcada en color rojo. Iremos ganando altura poco a poco, hasta llegar al alto, donde encontraremos una gran explanada y donde aprovecharemos para contemplar la vista, que es espectacular. Cruzaremos de una parte del monte a otra e iniciaremos el descenso por la senda muy bien señalizada y poco pronunciada. El paseo discurre entre hayedos, pinares, boj… hasta llegar a la antigua tejería de Ansó, situada a las afueras de la villa. Para llegar a nuestro destino seguiremos por la pista, hasta que unos metros más adelante y a mano izquierda volveremos a encontrarnos con la GR15. El último tramo del paseo discurre por huertos situados a la orilla del río Veral. Un poco más adelante lo cruzaremos y sólo nos quedará emprender la subida hasta la Villa de Ansó. Una recomendación a la hora de cruzar el puente sobre el río Veral, es pararse en mitad de éste a contemplar las grandes pozas y las truchas que en ellas viven.